Horario de Atención

Lunes - Viernes : 09:00am – 18:30pm    

Dirección

Centro Médico Hospital del Trabajador

Av. Vicuña Mackenna 210, Providencia, Santiago 

Correo: contacto@cirugiacolumna.cl

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

© 2018 por Neuromedika HealthCare Solutions.

¿Qué es la cirugía de reemplazo de disco cervical o artroplastía cervical?

El disco intervertebral cervical natural es una estructura mecánica muy especial desde la perspectiva de ingeniería. Tiene la capacidad de absorber una gran carga compresiva y, al mismo tiempo, proporciona un impresionante rango de movimiento entre los huesos del cuello.

Replicar la forma y función del disco natural con un disco artificial es un desafío. Sin embargo, se han desarrollado varios discos cervicales artificiales y están disponibles como una opción quirúrgica para tratar los problemas de los discos cervicales que causan dolor o debilidad en el brazo.

La cirugía de reemplazo de disco artificial (o artroplastía cervical) consiste en reemplazar el disco natural dañado por un disco artificial que mantenga la movilidad normal del cuello, difiere con la cirugía clásica de extracción de disco y fijación de columna cervical con prótesis de disco, en que en la primera se conserva el rango de movilidad cervical.


Compresión de raíz nerviosa por hernia de disco cervical

Compresión de dos raices nerviosas por disco dañado y disminución de altura de disco

Resección de disco dañado con aumento de altura de espacio de disco, liberando raíces comprimidas

Colocación de disco artificial con rayos X

Objetivos para el reemplazo del disco artificial cervical

Antes de elegir someterse a una cirugía de reemplazo de disco artificial cervical (ADR, por sus siglas en inglés), también llamada artroplastia cervical, es importante entender qué es lo que la cirugía pretende lograr. Los objetivos clave del reemplazo de disco cervical son:


Aliviar la compresión nerviosa. Cuando un disco se hernia o comienza a degenerar y colapsar, hay menos espacio para que transiten las raíces nerviosas (y algunas veces la médula espinal), lo que puede ser una fuente de dolor crónico, hormigueo, entumecimiento y / o debilidad que se irradia desde el cuello hacia el brazo. Remover el disco dañado e insertar un disco artificial tiene como objetivo aliviar la presión sobre los nervios comprimidos para darles espacio para sanar y funcionar normalmente. Si la médula espinal se comprimió previamente, aliviar la presión sobre ella puede ayudar a resolver o prevenir la progresión de otros síntomas, como problemas de coordinación, caminar y / o control de la vejiga o los intestinos.


Conservar la movilidad cervical. Al reemplazar el disco dañado con un disco artificial, la biomecánica natural se puede mantener manteniendo la movilidad cervical. Si bien un disco artificial puede ayudar a mantener el movimiento, no crea ni mejora el movimiento. Es poco probable que el rango de movimiento de la columna cervical aumente después de la cirugía de reemplazo de disco.

Cabe señalar que cualquier alivio de los síntomas alcanzado por la cirugía de reemplazo de disco cervical se debe principalmente al alivio de la inflamación de la raíz nerviosa y / o la compresión de la médula espinal. 


Elegir entre un disco artificial y una fijación


La cirugía de discectomía y fijación cervical anterior (ACDF, por sus siglas en inglés) se ha considerado durante mucho tiempo como la cirugía de elección para tratar el dolor y / o los déficits neurológicos derivados de la inflamación de la raíz nerviosa y / o la compresión de la médula espinal en la columna cervical. Si bien la fusión y el reemplazo de disco cervical intentan eliminar un disco dañado y restaurar la altura normal del disco, difieren en que ACDF fusiona las vértebras adyacentes, por lo que el movimiento se pierde en ese nivel espinal.


En los casos en que tanto la ACDF como el reemplazo de disco cervical son opciones viables, algunos beneficios potenciales de elegir un disco artificial pueden incluir:

Mantener un movimiento más natural del cuello.Reducir el riesgo de que los segmentos adyacentes de la columna cervical desarrollen una enfermedad degenerativa de disco


Eliminación de posibles complicaciones y problemas asociados con la necesidad de un injerto de hueso e instrumentación con tornillos para la fusión vertebral

Permitiendo un regreso más rápido al movimiento del cuello después de la cirugía

También hay algunas consideraciones que podrían hacer de ACDF una mejor opción para algunas personas. Por ejemplo, hay más datos disponibles para respaldar la seguridad y la eficacia a largo plazo de ACDF porque ha existido durante décadas más.

Además, hay muchos casos en los que ACDF es una opción, pero un disco artificial no lo es, por ejemplo, cuando hay degeneración vertebral avanzada, osteoporosis avanzada u otras afecciones médicas subyacentes graves.


Eficacia de la Cirugía de Reemplazo de Disco Artificial Cervical

Si bien la cirugía de reemplazo de disco cervical artificial todavía se considera un procedimiento nuevo, los datos recopilados hasta ahora han demostrado que es seguro y efectivo para reducir el dolor de cuello y brazo que resulta de una raíz nerviosa comprimida o de la médula espinal. Varios estudios de ensayos clínicos, que oscilan entre 2 y 10 años, han demostrado que las tasas de éxito para el reemplazo de disco cervical son similares o incluso mejores que las tasas de éxito de la fusión vertebral. Sin embargo, actualmente hay una falta de datos sobre el éxito o el fracaso del reemplazo de disco cervical a largo plazo, como en el caso de más de 15 o 20 años, lo que presenta un riesgo desconocido y debe tenerse en cuenta al momento de decidir la cirugía. Los estudios actuales demuestran que el alivio de los síntomas alcanzado en los primeros meses después del reemplazo de disco cervical pueden durar muchos años.

138 vistas

Vicuña Mackenna 210, Providencia, Santiago. Chile